Máquina de coser industrial.

¿Necesitáis la combinación perfecta entre potencia, rendimiento, durabilidad y precio? ¿Estáis buscando una venta de maquinas de coser industriales? Las maquinas industriales de coser son máquinas bastante especializadas diseñadas para ofrecer menos versatilidad que una máquina casera las cuales sirven para cumplir gran número de tareas, sin embargo una máquina de coser industrial tiene la inmensa ventaja de que permite realizar trabajos que pueden ser demasiado pesados y difíciles para otras máquinas, estas máquinas os van a garantizar costuras de gran resistencia ideales para confecciones con lona, de velas, correas, tapicería, sillas de montar y cualquier otro material o confección que una máquina de coser convencional no podría soportar.

Muchas de las máquinas de coser industriales nuevas vienen con un artilugio que os permite mover con facilidad las capas del material durante el proceso de costura. Ojo, gustaría aclararos que estas máquinas no son únicamente para las personas que están dentro de una fábrica textil o de confección, puede ser usada en una casa si la persona que la va a operar es un profesional, pues su principal característica además de soportar grandes volúmenes de ropa y trabajar con telas de alta resistencia, es que soportan una costura repetitiva y rápida, con un golpeteo fuerte.

maquina de coser industrial

Elegir una maquina coser industrial puede ser una tarea bastante difícil.

Y más si es vuestra primera máquina, si no estáis seguros de cuál se adapta mejor a vuestras necesidades es mejor que consultéis antes con un experto, porque os aseguro que ninguna maquinas de coser industriales baratas vais a encontrar y obvio no vais a querer gastar en un artefacto que no es lo que necesitáis.

Os hemos conseguido un top 4 de las mejores maquinas coser industriales del 2016:

1.- Brother PQ1500SL

2.- Juki DDL-5550

3.- Singer S16 Studio

4.- Juki DDL-8700

Pero también os hemos preparado una pequeña guía para que conozcáis más o menos que debe buscar y que debe evitar al momento de comprar máquina de coser industrial:

1.- Rapidez

Las máquinas de coser industrial pueden ofreceros una velocidad entre 1000 y 5000 puntadas por minuto, lo que es mucho más rápido que una máquina casera convencional. Aunque suena bastante tentador trabajar siempre a velocidades tan altas, necesitáis tener cuidado cuando trabajéis con materiales gruesos como el cuero, pues podéis perder la precisión.

2.- Consumo energético

Si vuestra máquina trabaja a una velocidad tan rápida y con materiales tan difíciles, os podéis imaginar que va a requerir usar más energía. Capaz si trabajáis en una fábrica esto no es una verdadera preocupación, pero si trabajáis en vuestras casas, la factura de electricidad os podéis llegar al cielo. Debéis tener esto en cuenta, algunas máquinas en la actualidad ofrecen funciones de bajo consumo energético.

3.- Tipo

La máquina industrial de coser de un sastre o una modista va a ser diferente a la de un fabricante de forros de cuero para el sofá o de asientos para coches. Algunos fabricantes os ofrecen una guía sobre maquinas de coser industriales de ocasión, qué modelo de sus máquinas podéis utilizar para proyectos específicos, pero haya o no guía es importante que consideréis que el prénsatela debe elevarse al menos 3 mm más que el espesor de vuestro material, así garantizáis que la tela va a entrar y salir sin problemas debajo de la aguja. Importante también que estéis seguros que algunos equipos no están diseñados para confeccionar prendas de vestir, sino que su diseño es exclusivo para tapicería, por ejemplo.

5.- Sonido

La mayoría de las máquinas de coser industriales son ruidosas, sobre todo si el motor es de embrague y nuevamente éste no será un gran problema si estáis pensando comprar la máquina para una fábrica, pero si es para vuestra casa se convertirá en una pesadilla prender vuestra máquina. Afortunadamente, hay máquinas de coser industriales que traen la opción de bajo ruido.

6.- Motor

El motor de embrague puede ser una verdadera pesadilla por el ruido que causa, pero tiene un desempeño excelente al trabajar con materiales gruesos o duros como la lona o el cuero. Si el tejido con el que vais a trabajar es más ligero podéis emplear un motor servo, que además os proporcionará mayor flexibilidad en la velocidad de la puntada. Estos últimos motores también os van a ayudar si queréis costuras decorativas.

7.- Área de trabajo

El tamaño del área de trabajo, que vendrá determinada por el tamaño de la confección qué vais a realizar, va a daros el tamaño del brazo de coser de vuestra máquina. Es decir, si vosotros vais a coser un paracaídas, por ejemplo, necesitaréis que el brazo y el área de trabajo sean más largos que si vais a coser una chaqueta de cuero.

8.- Tipo de cama

Post-cama: tiene superficies altas y bajas debajo de la aguja, para que podáis enfocarse en las puntadas, especialmente las decorativas. Camas cilindro: las debéis usar para las áreas pequeñas y difíciles de alcanzar. Camas planas: es el tipo de cama tradicional, para trabajos generales sin muchas complicaciones.

9.- Espacio:

Sobre todo si vais a ordenar vuestra máquina de coser industrial por Internet, debéis tener en cuenta las dimensiones de la máquina y así os aseguráis que la máquina vaya a pasar por la puerta de vuestra casa. Nuevamente, si vosotros vais a comprar la máquina para trabajar en una fábrica puede que el espacio no sea un gran problema, pero si vuestro espacio es limitado debéis optar por máquinas que os ofrecen portabilidad.

maquina coser industrial

También podéis encontrar máquinas de coser semi industriales en el mercado.

Debéis leer bien las características de éstas para que conozcáis con detalle qué función extra os va a brindar con respecto a vuestra máquina casera y qué función no vais a tener disponible respecto a la máquina industrial. Una máquina de coser semi industrial puede ser útil para proyectos de complejidad media.

En resumen, vosotros necesitáis entender la naturaleza de vuestro trabajo, el espacio de disponible y el entorno de trabajo. Vuestras opciones van desde los tejidos delicados hasta los materiales gruesos.